in ,

Capítulos Finales de Pasión Prohibida

NL_Bianca

Por Juan Ramos

Los capítulos finales de Pasión prohibida que Telemundo está emitiendo estos días están buenísimos. Y me da mucha alegría porque Pasión prohibida es una telenovela en la que yo aposté desde el comienzo. ¡Qué bueno que no me haya decepcionado! Pasión prohibida ha sido una historia consistente donde ha habido una coherencia entre los personajes y cómo estos actúan. Quizás porque la telenovela no ha sufrido de alargues, quizás porque es la adaptación de una buena serie de televisión que Telemundo compró y que su adaptador, Juan Camilo Ferrand (Escobar, el patrón del mal), ya sabía cómo se iba a desarrollar desde el principio. Sea como sea, Pasión prohibida es, en lo que va de año, una de mis telenovelas favoritas.

Sin ánimo de desmerecer a ningún otro actor del elenco, destaco la actuación de Mónica Spear. Su personaje, “Bianca”, es fascinante. Quizás un personaje demasiado sutil para aquellos que estén más acostumbrados a la estridencia y al sobreactuación.  Alguien rico que, apenas ahora en los capítulos finales, vamos sabiendo quién es realmente. O, mejor dicho, como cualquier ser humano, “Bianca” ha ido evolucionado. “Bianca” es alguien que vive en un mundo de lujo y belleza superficiales pero que es en el fondo sumamente hostil. La codicia de su madre, la muerte de su padre (y las condiciones de esta), la búsqueda de la figura paterna en su marido “Ariel”, los celos, la violencia, los rumores,… Todo esto la afecta muchísimo pues “Bianca” es muy sensible. Bajo su apariencia sensual se esconde una niña que escribe sus sentimientos más profundos en un diario y que a menudo llora en soledad.

Mónica, los guionistas y el director de escena han hecho un gran trabajo construyendo este personaje enigmático y muchas veces cruel. Aunque parezca una paradoja, “Bianca” es una contradicción coherente.

What do you think?

Comments

Loading…

Loading…

0